A PARTIR DEL 12 DE MARZO


PINTURAS GRAN FORMATO


PEPA SATUÉ

CARMEN RUBIO SOLER / DIARIO DE ALMERIA 05 Abril, 2021.

 

Hay creadores de mundos fantásticos, de paisajes con colores imposibles, de historias de bestiarios eclécticos y mestizos, de figuras celestiales y otras que parecen estar todavía en los abismos más crueles. Son creadores de metáforas y leyendas reflejadas en imágenes compuestas por otras más antiguas, que componen imaginarios familiares para todos los espectadores. Son otros mundos de los sentidos y de los sentimientos, comunicaciones horizontales entre artistas y público.

 

Y hay otros creadores, los de los nuevos espacios, los que abren puertas a universos sin referentes, nada más que en sus propias ideas, en sus pensamientos más geométricos, casi matemáticos, en mundos de colores inesperados o desaparecidos, pero que ellos escuchan.

 

A estos últimos pertenece Pepa Satué. A los artistas que imaginan universos planos que no lo son, y entonces, cuando pasan muchas horas reconociéndolos, transitándolos como caminantes incansables, trazan sus mapas, y después sus relieves con el detalle de cada poro y cada accidente.

 

Es el suyo un mundo plano con profundidad, con sombras y luces, con movimiento. Lugares bidimensionales que forman volúmenes con superficies estudiadas, trabajadas para darnos esa sensación de espacios que se crecen hacia afuera o grandes orificios que se retraen hacia la profundidad. Planos con degradados imperceptibles que engañan al ojo con suaves sombras y luces cuyo único objetivo parece ser que la posterior iluminación no tenga que trabajar duro. Y recorrer la vista por estas zonas de diferentes orientaciones nos hace viajar por los cuadros con velocidades marcadas por la propia obra, obligándonos a seguir su propio ritmo.

 

Y utiliza la línea, sabedora de que en su multiplicación funciona como un plano más, como velo transparente con el que acotar vacíos de esos universos, dotándolos de otra presencia. Son líneas más cercanas o más distantes, quebradas, que cambian de sentido, dirección y distancia. O curvas, con melodía, trabajadas con la complejidad de un plano, con sus texturas y colores.

 

Y en esta factura limpia que no deja nada al azar, que no quiere frialdad, y que busca emocionar, Satué coloca los colores con presencia pero sin estridencias, con peso unos, con liviandad otros, algunos hay que buscarlos, otros esquivarlos.

 

Entre la necesidad de acercarnos al cuadro para apreciar veladuras en los profundos colores, diferencias de matices entre la diversidad de negros y entre la riqueza de los blancos, la distancia que retomamos para apreciar el conjunto que respira con los fondos, los pasos, no perdidos, entre obras y las veces que visitamos nuestros recuerdos para comprender otras etapas en el desarrollo creador de Satué, nuestra cabeza no descansa, no para de preguntarse, de plantearse incógnitas y de darse soluciones que los mismos cuadros nos ilustran. Pero así es esta obra, un diálogo intelectual con su creadora y con nosotros mismos.

 


ESCULTURAS

Permutación 3-2. Estampación xilográfica en lona acrílica sobre estructura de madera. 134 x171 x 24 cm

Acorde. Acrílico sobre estructura de madera. 96 x 160 x 20 cm

Sordino.  Acrílico sobre estructura de madera 59 x 95 x 15 cm

TONDOS

A tempo. Acrílico y grafito sobre estructura de madera 60 x 95 x 13 cm


Presentamos la segunda parte de la exposición "En Líneas Generales" exactamente un año 

después de la primera.  

La obra de Pepa  se mueve en torno a la rotura y el desarrollo de formas en dos y tres dimensiones, 

llegando a lugares abstractos donde reina la paradoja y el equilibrio visual. Su trabajo se desenvuelve

tanto en pintura sobre tela como escultura en madera y obra gráfica.

 

91 Años después del "Manifiesto del Arte Concreto"*, primera expresión de lo que será más tarde

la abstracción geométrica,  encontramos en Pepa Satué uno de sus más estrictos representantes. 

En el  Manifiesto se dice:

1 °

 El arte es universal.

2 ° 

La obra de arte debe ser enteramente concebida y formada por la mente

 antes de su ejecución. No debe recibir nada de los datos formales de la naturaleza,

 ni de la sensualidad, ni del sentimentalismo. Queremos excluir el lirismo, etc.

3 ° 

La pintura debe estar construida íntegramente con elementos puramente plásticos,

 es decir planos y colores. Un elemento de imagen no tiene otro significado 

que "sí mismo", por lo tanto, la imagen no tiene otro significado que "sí mismo".

4 °

 La construcción de la pintura, así como sus elementos, 

deben ser simples y visualmente controlables.

5 °

 La técnica debe ser mecánica, es decir exacta, antiimpresionista.

6.

 Esfuerzo por una claridad absoluta.

 

*París. Abril 1930, en el numero 1 y único de la revista de arte  AC. 

 

 

Es curioso, a nuestro parecer, que la obra de Pepa, reúna las mismas cualidades como obra abstracta 

según un lejano manifiesto de 1930, todavía hoy vigente; como las cualidades de la belleza de

la edad media, según San Tomás de Aquino*: 

«Tres cosas requiere pues la belleza: integridad o perfección,

la debida proporción o armonía y luminosidad».

 

*«Nam ad pulchritudinem tria requiruntur. Primo quidem, integritas sive perfectio… Et debita proportio sive consonantia. Et iterum claritas»  

 

Tomás de Aquino, Summa Theologica I q. 39 a. 8 c.

 




Descarga
DOSSIER PRENSA PEPA SATUÉ
Relación de obras en la exposición, textos y breve bio.
DOSSIER PRENSA PEPA SATUÉ.pdf
Documento Adobe Acrobat 4.1 MB